¿Por qué será que los esquimales toleran mejor el frío?

Ratio:  / 0
MaloBueno 

Los nativos americanos, los esquimales inuit y algunos siberianos pueden tolerar mejor el frío gracias a sus antepasados.

Los meteorólogos pronostican que las temperaturas descenderán considerablemente varios grados bajo cero en Nuuk, la capital de Groenlandia, durante el resto del año. Mientras que la gran mayoría de nosotros nos refugiaríamos en el interior de nuestros hogares, los esquimales en la capital de los iceberg continúan con su vida sin apenas un escalofrío.

Resulta que ellos, junto con los nativos americanos y algunos siberianos, poseen una variante de un gen único asociado con la tolerancia al frío, según un artículo publicado en la revista científica Molecular Biology and Evolution. Esta variante es parecida pero no exacta a una secuencia genética encontrada en los Denisovanos, seres humanos extintos que vivieron entre Siberia y el sudeste de Asia.

Actualmente las personas con esta variante, sin embargo, viven en lugares o cerca de lugares habitados en su día por los neandertales. Esto significa que los nativos americanos, los esquimales inuit y ciertos siberianos están todos relacionados con los denisovanos, los neandertales (quizás mucho más que el resto de nosotros con la herencia europea o asiática) o con un antepasado humano extinto aún sin identificar.

La variante del gen “está casi ausente en África y esta es una de las razones por las cuales creemos que dicha variante fue introducida por humanos arcaicos que vivían en Eurasia”, declaró a Seeker Fernando Racimo, del Centro del Genoma de Nueva York

Racimo, estudiante de posgrado de la Universidad de Berkeley en el momento del estudio, comparó junto con su equipo datos genéticos de casi 200 Inuit de Groenlandia con personas seguidas en el Proyecto de los 1000 Genomas y con ADN humano antiguo de los neandertales y de los denisovanos. El otro humano arcaico conocido fuera de África, el hobbit (Homo floresiensis), no fue incluido en este estudio porque todavía no existe un genoma completo sobre él.

La comparación se enfocó en la región del genoma que contiene dos genes: el TBX15 y el WARS2. Aquí es donde reside la variante poseída por las personas que toleran el frío. Racimo explicó que se cree que causa cierto tipo de grasa corporal comúnmente conocida como "grasa marrón" para generar calor.

Y continuó diciendo que “el gen también está involucrado en otros rasgos, como por ejemplo la distribución de la grasa corporal y la morfología ósea y facial (estructura)”.

El descubrimiento sólo marca el segundo hallazgo importante de que el antiguo mestizaje confirió rasgos útiles a los humanos modernos. El primero de ellos fue el descubrimiento de que los tibetanos tienen una variante genética muy beneficiosa, probablemente heredada de los denisovanos, que les permite utilizar eficientemente el oxígeno cuando el aire a grandes altitudes es mucho más delgado.

Los autores especulan que la variante genética de los nativos americanos, los esquimales Inuit y los siberianos podría formar parte de la historia americana temprana. Esto se debe a que las personas que se expandieron a lo largo de Siberia y a través de Beringia -el antiguo puente de tierra que conectaba lo que hoy en día es Rusia y Alaska hacia las Américas, probablemente disponían de la adaptación genética especial para la tolerancia al frío.

Tal y como Racimo dijo: "a medida que los seres humanos se expandían a través de Beringia, podría haber sido muy útil contar con esta variante”.

Empleados del Mes

Twitter

Póngase en Contácto


+ 809-573-7676 809-573-7677

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

La Vega, República Dominicana

En línea

Hay 184 invitados y ningún miembro en línea